Desde Varna, Bulgaria

Primeras impresiones sobre Bulgaria, ya desde desde Varna:

1. Bulgaria es un país muy verde. Los paisajes que he atravesado en el viaje Sofía-Varna, en autobús, han sido de película. En mi vida había visto unos bosques tan espesos. No exagero si digo que, a simple vista, se ve difícil que una persona pueda transitar por ellos. En concreto, pude ver desde lo alto de un valle, mientras lo bordeábamos para después atravesarlo, cómo parecía enteramente que para hacer la carretera habían tenido que afeitar con una maquinilla el bosque.

2. Los búlgaros son muy hospitalarios y presumen de ello (con toda la razón del mundo) Aunque ya me habían informado de que los miembros de la asociación tienen casi la obligación de estar pendientes de ti, no dejó de sorprenderme tras verlo in situ. Me acompañaron hasta mi piso; hasta la puerta!! Un diez para ellos.

3. Los búlgaros conducen como el culo. Ya me pude dar cuenta en el aeropuerto de Madrid cuando vi a uno con su carrito de las maletas adelantar a varias personas en la cola de facturación, pero en ese momento no podía ni imaginar que con coches fueran peor. Taxistas que pegan unos acelerones bestiales, conductores que derrapan cuando salen de los semáforos quemando rueda, conductores que frenan haciéndole un plano a sus ruedas (veo la F1), coches que esquivan agujeros (no baches) en la carretera a 60 o 70 km por hora. Ah y todos conducen con la mano derecha para la marcha y el volante y la izquierda para el cigarro. Así no se puede!! 😛

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Personal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s