Enroscados, la batalla del agua

Las armas de destrucción masiva en Iraq; las antenas de telefonía móvil dentro de núcleos urbanos; la contaminación de Fertiberia de Huelva… Son ejemplos que se me han venido a la mente de casos en los que intereses económicos se anteponen a los intereses humanos de los ciudadanos que se ven afectados.

La única diferencia, entre unos y otros, es que, por un lado, los hay -Guerra de Iraq- que han acabado destapados los verdaderos motivos (económicos) que han movido tales actuaciones (verdaderas atrocidades y atentados contra la Humanidad y los derechos humanos). Y, por otro lado, los casos que están por destaparse y esclarecerse y que vemos “desde la barrera”; nos sorprenden y conmueven, pero hasta que no nos tocan a nosotros o a conocidos y familiares no los consideramos agresiones.

Lo último que he visto, casi de casualidad, y me ha dejado tocado y casi hundido ha sido un documental del programa Documentos TV sobre el negocio del agua embotellada. Os cuento:

En su día, multinacionales como Coca Cola, Pepsi y Nestlea por razones como el descenso del consumo de refrescos en el mundo, ampliaron sus negocios pasándose al embotellamiento de agua. Para ello, desde entonces, además de vendernos agua que, en el caso de algunas marcas, está directamente embotellada del grifo, están saqueando y lucrándose impunemente cantidades industriales de agua mineral de grandes reservas naturales, como lagos y manantiales. Según este documental, Aquafina y Dadani son ejemplos de marcas de agua embotellada directamente del grifo.

Para que a nosotros, desamparados y manipulables consumidores, compremos agua embotellada, lo único que han tenido que hacer (y lo han conseguido) es convencernos de que el agua del grifo es mala.

Sin embargo, omiten hechos científicamente probados (aunque no hechos públicos) que los envases llevan compuestos de los desechos del petróleo crudo, provinientes del benceno, que es altamente cancerígeno, por ejemplo.

Nadie se ha preguntado nunca que algo que nos venden como sano, pueda tener algo malo en el plástico. ¿Por qué? Porque alguien lo ha dicho en alguna ocasión. ¿Quién? O, ¿porque nos da miedo pensarlo?

Os dejo el enlace a los que queráis saber más: Enroscados, la batalla del agua’.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Marketing y Publicidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s