Lo que no puede pasar

Partidito para olvidar el de esta tarde con mis cadetes del Lora C. F. El resultado es lo de menos (hemos perdido por goleada). Cuando quedaban diez minutos, aun estando el partido en juego, para prevenir males mayores y oliendo la que se podía avecinar, he tenido que llamar al 112 para que se personara en el campo la Guardia Civil.

Tras un rifirafe entre jugadores, al principio de la segunda parte del partido, hubo una invasión de campo por parte de aficionados del equipo rival y al acabar el partido estos mismos esperaban, camino del vestuario, a nuestros jugadores para increparlos. Una mala mirada, un mal comentario o un mal empujón hubiera acabado en una tangana mayor.

Justo cuando nuestros jugadores enfilaban el vestuario, llegaron dos parejas de la Policía Local. Gracias a Dios. Desde que llegaron, aquellos que desde el principio habían calentado el partido, ahoran eran personas muy educadas y serviciales. Ver para creer.

Al final del partido, el árbitro recogió en el acta que había habido una invasión de campo y los representante del club rival (su delegado de campo) se negó a firmar su conformidad con lo redactado porque sabe que lo más lógico es que la federación sancione al club.

Los niños de 14 y 15 años están en edades muy malas, pero cuando con estas edades los entrenadores enseñan a sus noveles jugadores que lo único que importa es ganar; pasa lo que pasa.

Con lo dicho, no pretendo dar lecciones a nadie; no soy quién. Básicamente me he limitado a contar lo que ha ocurrido, según yo lo he visto. Además en Lora también se han dado muchas situaciones parecidas, pero lo cuento tal y como ha pasado porque lo he vivido por primera vez como responsable de los niños y lo he pasado bastante mal.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Deportes, Personal

Una respuesta a “Lo que no puede pasar

  1. Estas situaciones son desagradables y se muestra, una vez, más la mala educación de las generaciones que vienen por detrás, porque sino no lo comprendo.

    Como tu dices, cuando se enseña a los pequeños que “lo importante es ganar”, mala cosa…

    A ver si aprenden un poco a educar desde la diversión y el entretenimiento, antes que la agresividad y la importancia de ganar cada partido…sería la mejor de las lecciones.

    Siento este mal trago Fran, un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s