A la calle por llegar tarde

Una empresa catalana se dirige a la familia de una mujer en coma, desde el 30 de septiembre, para comunicarles su despido por faltas repetidas e injustificadas de asistencia y puntualidad. En la carta de despido bajo el renglón en el que la propia empresa reconoce que se trata de un despido improcedente le ofrecen a esta chica, a Sandra, 938,89 euros en concepto de finiquito y 2.416,20 euros de indemnización. Prefieren pagar un despido improcedente a tener que pagar una baja. Ver para creer.
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Empresas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s